Los peligros de comer en platos de plástico

Por Monica De Haro 

Usar platos y otros utensilios de plástico resulta muy cómodo para celebraciones, guardar los restos en la nevera, dar de comer a los bebés, etc. Además, al ser desechables, se recogen en un momento y, sobre todo, no hay que limpiarlos.

Los que son reutilizables son resistentes, duraderos e irrompibles. Además, sus fabricantes aseguran que son aptos para lavaplatos y microondas. Sin embargo, siempre ha habido sospechas sobre si su uso es tan práctico como saludable.

Un equipo de científicos de la Universidad Médica de Kaohsiung, en Taiwán, ha realizado un estudio que asegura que utilizar vajillas de melamina para tomar comidas calientes puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales.

El Dr. Chia-Fang Wu y su equipo estudiaron los efectos de la melamina en dos grupos diferentes de doce personas. Ambos tomaron sopa de fideos, uno en platos de plástico y otro en platos de cerámica. Doce horas después se examinó la orina de todos los participantes. Tres semanas después se repitió el experimento pero cambiando el recipiente donde tomaron la sopa.

Los resultados mostraron que los niveles de contenido de melamina en la orina de los participantes que recibieron la comida caliente en platos de plástico fue de 8,35 microgramosmientras que en los que se habían utilizado platos de cerámica era de 1,3 microgramos.

Además se demostró que, a temperaturas más altas, los alimentos más ácidos pueden fomentar que la melamina los contamine, sobre todo en los utensilios más viejos o de baja calidad.

Según el estudio, publicado en la revista JAMA Internal Medicine, los utensilios de plástico fabricados con melamina podrían liberar grandes cantidades de esa sustancia cuando se usan para servir comida a altas temperaturas.

14 alimentos con poderes laxantes

La cantidad de melamina liberada en los alimentos y las bebidas por los utensilios con melamina varía según la marca, así que los resultados de este estudio sobre una marca podrían no generalizarse a otras.

Por otra parte, los estudios sobre la toxicidad de la melamina en animales indican que la ingestión puede provocar cálculos renales y daño renal, y que podría inducir al cáncer.

Otras investigaciones anteriores han relacionado las exposiciones crónicas a dosis bajas de melamina con un mayor riesgo de cálculos renales en niños y adultos, señalaron los expertos. A pesar de los indicios, todavía no está claro qué efecto podría tener todo esto sobre la salud humana porque los científicos no tienen una idea clara sobre el nivel de peligro.

No obstante, “no es irracional intentar reducir la exposición a la melamina”, indica el Dr. Kenneth Spaeth director del Centro de Medicina Ocupacional y Medioambiental del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s